Ads Top

Ministra Colombiana hablo públicamente sobre su relación amorosa con otra funcionaria.


En Colombia, las épocas de “rechazo” y “persecución” contra la comunidad homosexual ya pasaron, así lo aseguró Cecilia Álvarez Correa, ingeniera industrial, ministra de Comercio, Industria y Turismo, cuando habló sobre su relación sentimental con Gina Parady, la también ministra de Educación colombiana.

La funcionaria asumió el tema con coraje: La mañana de este jueves, concedió una entrevista a RCN La Radio, en la que las periodistas Yolanda Ruiz y María Elvira Samper le preguntaron sobre su relación amorosa y ella respondió: “Yo me pregunto, ¿por qué estas preguntas no se las hacen a los hombres? ¿Cuántos hombres con tendencias como la nuestra han estado en los gabinetes?”

“Yo no puedo desconocer lo que soy y nunca se habló de eso; el presidente Santos, como ser humano que es, siempre habló de mis capacidades y me imagino que en el caso de Gina también”, soltó tajante Álvarez.

De igual forma, aseguró que su orientación sexual no fue tenida en cuenta al ser designada. “Doy gracias al Presidente porque nunca, nunca, se metió en el tema personal, sino que vio las cualidades profesionales de nosotras”, aseguró Álvarez, que encabezó la cartera de Transporte en la primera administración de Santos.

Que una ministra hable públicamente sobre su relación amorosa con otra funcionaria de alto nivel en el Gobierno, ocurre por primera vez en Colombia, justo cuando la Corte Constitucional debate la adopción de menores de edad por parte de parejas homosexuales.

Esta misma corte reconoció en 2007 la unión de hecho entre personas del mismo sexo, así como los derechos de afiliación en la seguridad social a los cónyuges. En 2008, esa instancia de la justicia colombiana, encargada de velar por el cumplimiento de la Constitución, les otorgó además el derecho a pensión y en 2009, les concedió derechos patrimoniales ¿Ahora concederá el derecho a la adopción?
Otra victoria: La primera pareja del mismo sexo que podrá adoptar

Este jueves es de orgullo para los derechos de la comunidad LGBTI (siglas que resumen a la comunidad sexo género diverso: Lesbianas, Gais, Bisexuales, Transexuales e Intersexuales). La Corte Constitucional aceptó una acción de tutela, que ampara los derechos de Verónica Botero y Ana Elisa Leiderman a conformar una familia ante la ley colombiana, junto con una pequeña dada a luz por esta última hace seis años.

La pareja se casó en el 2005 en Alemania y tres años después, luego de fijar su residencia en Colombia, trajeron al mundo una niña que nació en Medellín. Ahora, esta menor será adoptada por las mujeres que mantienen su unión civil.

Dentro de los principales argumentos de la Corte para fallar a favor de la adopción de una pareja del mismo sexo está: la Constitución prohíbe cualquier tipo de discriminación, fundada en la orientación sexual, por lo cual le pide a este alto tribunal que se otorgue la adopción, considerando que es lo mejor para el bienestar de su hija.

En definitiva, la sociedad colombiana da un paso al frente para respetar las diferentes orientaciones sexuales y quedó demostrado una vez más, que los rumores quedan de lado cuando los argumentos son contundentes.

Déjanos un comentario.
Con la tecnología de Blogger.